Warlock: Oeste en estado puro.

Título: Warlock

Autor: Oakley Hall

El western, cuando está bien hecho es uno de los géneros más entretenidos y apasionantes que existen. Pelis como “Sin perdón” o series como “Deadwood” son un ejemplo donde las aventuras, la estética y los tipos duros hacen que flipes con historias donde los malos son malísimos y los héroes son héroes por tener más huevos que nadie.

Warlock  no es una película, tampoco es una serie. Es un libro de vaqueros, o mejor dicho, es el libro de vaqueros.  A parte de ser finalista del premio Pulitzer en 1958, se podría decir que es el génesis del western tal y como lo conocemos hoy en día. Es el libro sobre el que se han basado películas como “El hombre de las pistolas de oro”, la misma serie “Deadwood” o donde incluso en “Rango” (fui a verla el fin de semana pasado) hay continuos guiños a pasajes de Warlock, aunque para ser sinceros, prácticamente cualquier película del oeste tiene inspiraciones en este libro.

Yo he leído Warlock con 35 años, pero me ha hecho sentir como un chaval de 14, librándome durante un buen rato diario de los marrones del curro, responsabilidades familiares, o de cualquier cosa que tenga que ver con ser adulto, y eso mola. Puedo decir que, en este caso, el libro cumple con su objetivo número uno, que es pasar un rato bestial y sólo por eso merece la pena…. pero además del puro “entertainment” con Warlock también se aprende mogollón. Aprendes cómo se formó EEUU, por qué en ese país son tan permisivos con las armas, cómo se organiza una sociedad cuando no hay ley ni autoridad oficial, y otras cosas como por ejemplo el inicio de las relaciones laborales, la formación de los primeros sindicatos y en general como se vivió allí la revolución industrial. Este es el punto que más me impresionó  ya que era lo último que me esperaba encontrar en una novela de vaqueros… aunque mínimamente analizado tiene toda la lógica del mundo, ya que la mayoría de esos pueblos del oeste se formaron a partir de la existencia de minas, donde sus trabajadores eran explotados al más puro estilo de la Inglaterra del S.XIX. Realmente Warlock gira entorno a todo esto, en cómo los mineros reclamaban sus derechos en una ciudad sin ley, regida por una asociación de comerciantes cobardes, cínicos y chaqueteros, que están dispuestos a contratar a asesinos para que maten a cualquiera que pueda impedir el progreso económico de sus negocios. Vamos, como pasa hoy a gran escala con el petroleo, la guerras y todo eso… en el fondo siempre es lo mismo.

El libro tiene casi 800 páginas, todas ellas llenas de muertos, de hombres ruines (la mayoría) y hombres nobles (los menos), donde se puede ser malísimo pero noble (Morgan, Kate…) o ruin y cínico pero muy respetable entre sus semejantes (Goodpasture, Jessy…). Y todo ello, en una atmósfera de puro western donde lo único que falta es la música de Ennio Morricone o de Los Lobos.

Nota: Gracias Fernando por haberme regalado este libro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Warlock: Oeste en estado puro.

  1. Pingback: "Warlock", el libro sobre el que se ha basado la serie "Deadwood"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s